lunes, octubre 24, 2005

Andanzas de Alulim, el primer hombre civilizado, en el foro de THE SEIP

Hay CENSURA en el foro del SEIP. Decidí comprobarlo por mí mismo el pasado domingo 23 del presente mes de octubre. Mientras charlaba con algunos compañeros del chat #misteriosdetodoacien, me llegó la noticia de que Pedro Amorós, flamante presidente de esta intrigante asociación, había hecho correr el rumor de que el periodista de El Mundo, Javier Cavanilles, no se había presentado al juicio del famoso caso de la Parademanda.

Tras leer el artículo de Francisco Mañez, decidí por mi cuenta y riesgo comprobar la reacción de los foristas, especialmente l@s moderadores, si esta verdad salía a relucir.

De modo que me puse manos a la obra y ahora les presento las Andanzas de Alulim, el primer hombre civilizado, en el foro de THE SEIP. Espero que sea de su agrado.

Parto de la base de que los navegantes han podido leer los documentos en cuestión de la web de Editorial Bitácora. Pues con ellos en las manos digo… en el disco duro, tomo rumbo al SEIP, bueno, como no sabemos si es el o la pues THE SEIP, y me doy de alta en su foro con el nick mammamia.

23:09 horas, 10:03 pm según el parareloj de The Seip. Planto un post como una casa en el Foro General con el llamativo título “Y Cavanilles no acudió al juzgado” (1) y pongo las imágenes correspondientes (2). Ahora que lo pienso, hubiese bastado un link pero no se que paso, quizá ese aislamiento que sufro en esta jaula de Faraday que es mi casa no me hizo decantarme por la sencillez. Dos minutos después pido que no se me censure ya que el documento representa una prueba.

23:22 horas, 10:13 pm según el parareloj de The Seip. Me contesta una tal Nereia, preguntándome que qué quiero demostrar con eso (3). Dos minutos después le replico que probar que es una mentira que Cavanilles no se presentó. Luego discurre un pequeño interrogatorio en el que se me acusa de ser “de los detractores” hasta que veo desaparecer mi mensaje. Planto otro para preguntar por él. Lo han movido al hilo Otros Temas. No obstante, pregunto sin malicia alguna y me responde primero Nereia que en toco jocoso pregunta si no será que me lo han censurado (4).

23:41 horas, 10:34 pm según el parareloj de The Seip. Aparece en escena Cristina Candela y con gran arrogancia me dice que lo busque yo mismo, que se me da muy bien, ya que en una de las respuestas del “interrogatorio” contesté que había encontrado esa información buscando “psicofonías” en la red.

23:43 horas, 10:36 pm. Salta de nuevo Nereia con más pitorreo para con mi persona. Como le había contestado que NO creía que me lo hubiesen censurado, ya que me ser así me habrían avisado, me contesta que “Claro, llamándote al móvil” (5) . El trato ya comienza a ser desesperante.

23:44 horas. Ya son dos los posts míos movidos a Otros Temas. No es preocupante pero parece que alguien quiere deshacerse de la basura (6).

La desincronización relativista existente entre los relojes binarios y pararelojes, unido a que los posts no aparecen al instante, provoca un cruce de mensajes algo confuso. Ello me impide situar de forma cronológicamente correcta el nuevo post de Cristina Candela, en este Cuaderno de Bitácora, pero lo importante es el mensaje. En resumidas cuentas: referente a la censura, Cristina Candela me espeta o vomita que “Usted puede pensar lo que quiera. Nosotros haremos lo que creamos conveniente, y en ese sentido también incluimos nuestra censura” (7).

Acto seguido le contesto que mi intención no es insultar a nadie y que no voy a hacerlo, por lo que le pido explicaciones relativas (como los relojes) a si el simple hecho de manifestar mi inquietud en público va a tener como consecuencias la censura al más puro estilo de Alfredo Urdaci (8)

Justo entre ese tiempo y las 12:08 hora del parareloj y 0:15 según el de mi Windows, le envío un mensaje privado a Candela para camelármela (en el buen sentido, eh…) (9). Ya cameladita y como un flan sin duda por ese (según mi madre) indudable atractivo mío que se propaga como ondas por el aire, me responde que no pasa nada pero que el asunto es espinoso y no quieren hacer juicios paralelos, por lo que posponen la posibilidad de comentar el asunto hasta resolución judicial (10). Sin embargo, suceden dos cosas curiosísimas relacionadas con el tema.

La primera es que como Candela no contestaba pero estaba online, supuse que evitaba hablar conmigo. De modo que salí del foro, esperé un pequeño rato y al entrar encontré su privado y la respuesta en el hilo donde decía que las razones quedaron explicadas por medio de los PM. Creo que no sabía bien si banear, censurar o qué.

Así las cosas me dirijo a buscar precedentes y encuentro que los “juicios paralelos” sí son admitidos en The Seip, siempre y cuando el demonio sea Cavanilles, al que no conozco pero me gustaría conocer, dicho sea de paso. Gracias a un post de la propia Cristina Candela, del 16 de Septiembre, se ve el doble rasero que algunos foristas criticarían en respuesta a este último. (11). Y en respuesta a uno de éstos, concretamente “Envidioso”, Candela alega que harán lo que crean conveniente, que para eso es su cassssssa (imagino su pronunciación) (12).

Sigue mi Cuaderno de Bitácora.

0:24 horas. Posteo de nuevo y, con una elegancia de la que los moderadores de The Seip carecen (modestamente he de decirlo…) afirmo que respeto la decisión pero que cuando haya sentencia en firme, espero que pueda hablarse de ello tanto si ésta es a favor como en contra de Amorós (13). Cristina Candela me asegura que será así, que lo “tenga por seguro”.

0:27 horas. Candela edita mi mensaje y avisa de que ha sido borrado por las razones expuestas (14).

0:35 horas. Al final de todo ello, tengo una sensación extraña en la ingle, como si alguien me hubiese tocado más de lo debido y permitido, que es nada en un caso como el mío en el cual esas zonas están reservadas para su dueña y señora. De modo que me decido a exponer otro tema en el foro, y éste es precisamente el famoso CD de Autohipnosis que le mencioné a Cristina Candela por mensaje privado (15). En todo caso me muestro educado.

Como nadie contesta y el foro está vacío, decido irme a la cama, que ya era hora. A la mañana siguiente intento entrar al foro, pero han baneado mi IP (16). Como a listo no me gana nadie, quito el Emule donde tenía en descarga el CD de Autohipnosis sin las ondas esas raras, cierro la conexión y me conecto de nuevo. Mi IP es dinámica, de modo que me salto el baneo y voy directo a ver mis mensajes. Me los han borrado TODOS (17). Aunque no pueden verme, les aseguro que se me han saltado las lágrimas.

Ya para asegurarme completamente, acudo a ver si por casualidad aún andan mis hilos, y compruebo su borrado definitivo (18). Y más aún, miro todos los mensajes de Cristina Candela para ver si sus respuestas figuran en algún lugar, en un desesperado intento por confirmar lo evidente (19).

Es decir, que TODO lo que se habló sobre la Parademanda y el CD de Autohipnosis, fue borrado o bien de madrugada o bien de mañana. Así los foristas, a los que pedía su opinión, ni se enteraban.

Y colorín colorado…

9 Comments:

Blogger Manolo "elmas" said...

Pues nada nada, Alulim, bienvenido al grupo de detractores de el/la/lo SEIP.
Estos señores/ñoras tan políticamente correctos ignoran que mientras un asunto está sub-iudice no se pueden presentar nuevas pruebas ni realizar declaraciones por parte de los implicados, pero sí se pueden emitir opiniones y puntos de vista por parte de cualquiera. Imagina una encuesta sobre un juicio hecha en la calle a la cual los entrevistados no responden "porque el asunto está subiudice"....en fin, simplemente ridículo. Pero bueno, ya sabes cómo las gastan los sujetos/as esos.
Saludos.

11:06 a. m.  
Blogger Jose Brox said...

No sé de qué te sorprendes, lo de la SEIP es una religión en la que se cree que existen "los entes del otro lado", que son no falsables, y a todo hecho que se les exponga se le encuentra una explicación a posteriori mediante la hipótesis no falsable. Que lo del suelo de Bélmez es humedad o son hongos, pues nada, nuestros entes manipulan mediante "energía" la humedad o los hongos para que surjan las caras. Que los orbs aparecen en ambientes húmedos en fotos con flash, pues nada, nuestros "simpáticos amigos flotantes" prefieren vivir en ambientes húmedos y manifestarse ante luces potentes.

Visto lo visto, parecería que son inmunes al pensamiento crítico; pero como no todos sus seguidores están al tanto de que lo que allí se promueve es una religión, sino que son personas honestas aunque crédulas que pretenden averiguar la verdad, no conviene que éstas se den cuenta de la realidad del sectarismo de la SEIP hasta que estén ya convencidas. Mientras tanto ejercen censura, promueven una visión maniqueísta del mundo de la "investigación", amenazan y lloriquean todo lo que pueden.

A Manolo: no es que desconozcan cómo funciona un juicio, es simplemente una estrategia que les resulta válida en estos momentos. Simplemente no quieren que sus seguidores reciban información contraria a la que ellos les pontifican.

Un saludo. Jose Brox

11:26 a. m.  
Blogger Asigan said...

Se trata de una política para proteger a el/la/lo SEIP, al precio que sea. Lo primero es evitar que determinadas cuestiones se discutan libremente, después viene el respeto a los foristas. En su concepción, están haciendo un favor ofreciendo el foro y ese "regalo" lo administran como les da la gana.

Por otra parte, aunque es cierto que la mayoría de foristas son "honestos", son muy raras, si es que hay alguna, las protestas por la censura. En cambio abundan los "aplausos" a la señora Tijeras.

Con eso se siente arropada, y a la ética, que le vayan dando. Lo principal es que al "amado líder" se le deje tranquilo.

12:23 p. m.  
Blogger Alulim said...

Aunque alegasen que la censura se debe a estar inmersos en pleno proceso judicial, ¿qué pasó con el post del CD de Autohipnosis?.

Ese no debieron censurarlo... La censura es clara.

12:38 p. m.  
Blogger razonesparadudar said...

Regla número 1: No se puede cuestionar al líder espiritual (o espiritista electrónico).
Regla número 2: No se puede cuestionar al líder espiritual (o espiritista electrónico).
Regla número 3: En caso de duda, serán de aplicación las reglas número 1 y 2.

Así funcionan los grupos sectarios, Alulim. Cuando tienen algo que esconder hacen todo lo posible para esconderlo muy bien y que no pueda llegar a los inocentes ojos de los futuros clientes y seguidores. Ése es el motivo de la censura, de los baneos y de las persecuciones internas (supongo que a mi no es al único que le suena "sospechoso" el hecho de que tengan un comité para investigar la actuación de los miembros, una especie de "asuntos internos"). Y a la vista está que la misión de ese comité no es controlar el rigor en las investigaciones, precisamente ;-)

12:46 p. m.  
Blogger Asigan said...

Según nos contó Elena Merino, miembro del CAI, su función era para cosas como velar porque nadie usara el nombre de la SEIP para ganar dinero, ya que se supone que es una asociación sin ánimo de lucro. Al parecer, que exista una colección SEIP de libros en una editorial ajena a la misma con beneficios para sus autores, como la propia Merino o Amorós o Sentinella o Capella o..., no es ganar dinero con el nombre de la SEIP.

De todas formas, me parece que el CAI es más bien utiliado para "legitimar" los cambios de poder en la SEIP. Cuando alguien va aser defenestrado, siempre se apela a algún informe del CAI. De risa.

12:58 p. m.  
Anonymous Julio said...

Bienvenido al club de los detractores :)
Toda esa censura ya la hemos sufrido unos cuantos, a pesar de las buenas maneras que siempre hemos usado. La última vez, hubo gente que se dio cuenta de la censura desmesurada y sin sentido, aunque fueron pocos los que se atrevieron a decir (de forma tímida) que a lo mejor se lo tenían que pensar dos veces antes de ser tan drásticos.

Parece que no, pero la gentre se da cuenta de las cosas.

1:25 p. m.  
Blogger Elena Merino said...

Me atrevo a intervenir por alusiones. Soy Elena Merino. No he escrito ningún libro y por lo tanto no he cobrado ni un duro por ello. En cualquier caso, creo que estaría en mi derecho, vamos, digo yo...
El libro del que hablais es un proyecto antiguo (y que probablemente no materialice en mucho tiempo) que le editorial publicitó por formar parte de una colección.
Si queréis abrimos un debate sobre la legitimidad de anunciar lo que no es seguro.... Lo que a mi personalmente me satura ya es seguir con las mismas disquisiciones de siempre sobre si el autor de un libro, del tema que sea, puede o no cobrar por su obra, porque creo que está fuera de toda duda. Si, además, quienes escriben libros sobre parapsicologia (que NO ES MI CASO, como podría haber observado cualquiera que se hubiera tomado la molestia de leer la sinopsis)no cobran por difundirlos le acusarian de sectarios, gurús, etc. En cualquier caso, qué más da, si es una acusación con la que tendrán que apoquinar hagan lo que hagan por el simple hecho de no ocultar sus inquietudes en este territorio plagado de censores.
Mi posible libro habla de los delitos que se cometen al amparo de la parapsicología. ¡Por supuesto! ¡cómo puede nadie con dos dedos de frente dudar ni por un instante de que lo que realmente me motiva a escribirlo (insisto, si lo hago algún día)es captar adeptos para nuestra multimillonaria organización! ¡Cómo puedo pretender que seres tan bienpensantes cometan la torpeza de considerar que alerta de los peligros que conllevan estas creencias! No, en absoluto. Por ser miembro de una organización en la que otros compañeros realizan investigaciones para comprobar la realidad o no de determinados fenómenos, he de cargar con el sanbenito de sectaria reclutadora, y renunciar a mi derecho de expresarme como mi libertad de conciencia me dicte. Y, ¡faltaría más!, si lo hago en el ejercicio de un trabajo o de una profesión (la mia es la de periodista, por lo que escribir lo considero un trabajo), cómo puedo pretender recibir remuneración por ello...
Por otra parte, estos sabios que nos dan constantes lecciones de vida que nosotros, necios, despreciamos son, al parecer, también perfectos conocedores de las pingües fortunas que el autor novel de un libro es capaz de recaudar... ¡Con el libro de Belgeuse pagaría la hipoteca y, con un poco de suerte, un yate de 30 metros de eslora idéntico a los que el resto de miembros de la SEIP tienen amarrado en Puerto Banús!
Por último, quisiera deciros que de la misma manera que no puedo evitar que mi nombre aparezca en esta página, no puedo hacerlo de otras sin que en ello me tenga que tomar demasiadas molestias. Así que, con toda la humildad del mundo, me permitiré la osadía de dar un consejo. Con lo poco que os cuesta no creer en determinadas cosas, dudad también de lo que leeis en Internet, sobre todo si versa sobre alguien que no se ha pronunciado al respecto, como me habeis permitido a mi hacer aquí.
Os pido disculpas si el tono de este mensaje resulta sarcástico (confieso que me ha servido de desahogo) y espero que os toméis en consideración lo que os digo.
Muchas gracias y un saludo

1:19 p. m.  
Blogger Asigan said...

Bueno, esto es muy antiguo y he vuelto por pura casualidad. (No me refiero al magnífico blog de Alulim, sino a esta entrada)

No leí en su día el comentario de Elena Merino y, puesto que soy yo quien la menciona, debo suponer que a mi comentario se refiere.

Y digo suponer porque nada en el comentario de Elena responde a lo que yo escribí en su día. Habla de su derecho a escribir cuanto libro se le antoje o le quieran publicar y a cobrar por ese trabajo. Yo me pregunto donde habrá leído que alguien lo cuestione. Desde luego, no en mi comentario.

Yo dije, y no me baso para ello en lo que leo por internet sino en lo que la propia Merino escribió en la lista Charlatanes de Yahoo, que el CAI, entre otras cosas, velaba porque nadie ganaraq dinero con el nombre de la SEIP. El mensaje está en los archivols de la lsita, aunque no parece que cuestione esto.

Ahora bien, publicitar una serie de libros usando el nombre de la SEIP como promoción es ganar dinero con el nombre de la SEIP, es usar un pretendido prestigio de la sociedad sin ánimo de lucro para obtener un lucro personal. Se hace justo lo que el comité interno de la SEIP debe impedir que se haga, según las palabras de Elena Merino.

Así, nadie cuestiona que alguien pueda escribir uno y mil libros y ,mucho menos lo justo de que recoja el fruto económico que su trabajo e ingenio puedan proporcionarle. Se dice que se usa el nombre de la SEIP para ello, y que esto parece contradecir aquellas palabras de Elena Merino, se gane con libros sobre parapsicología o sobre arte religioso de la Cochabamba.

Por lo demás, que Elena gane para uno o dos yates y yo que lo vea.

8:27 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home