martes, junio 20, 2006

El OVNI de Fructuoso Martínez

Aunque encuentros en la tercera, cuarta o quinta fase pueden ser de lo más diversos, me he propuesto hacer un ejercicio de seguimiento de un caso típico. Mi objetivo es analizar las distintas fases que atraviesa un modelo tipo de testigo, sin más ánimo que poner en relieve el comportamiento humano ante tales experiencias.

Parto de la base de que el sujeto protagonista actúa, al menos inicialmente, de buena fe y de que el caso ovni no es uno más de los muchos fraudes intencionados existentes. Hablamos del caso de un vecino de Santa Justa (Madrid), Fructuoso Martínez, que ya es conocido por algo más de 4 millones de españoles y que data de 2004.

FASE 1 – La Experiencia
El testigo queda lógicamente impresionado por una experiencia para la que a priori no tiene explicación convincente. En el caso de Fructuoso Martínez, la historia es esperpéntica por sus detalles (se encontró con los extraterrestres cuando “hacía de vientre” en la Casa de Campo de Madrid). La primera reacción es contar la experiencia a sus familiares y amigos, que enseguida se mofan de él y descartan la credibilidad de su relato.

Comienza a nacer en Fructuoso, ante la falta de respuestas, la sospecha de que el asunto no ha sido una simple casualidad por el hecho de que él no acostumbra a “hacer de vientre” en la noche, sino más bien por la mañana. Ha nacido en él el germen del contactado.







FASE 2 - Contaminación
Ante la incomprensión general, el testigo del extraordinario acontecimiento se inicia en el asunto devorando toda la información que cae en sus manos. Esto le hace más daño, puesto que no sólo queda en ridículo ante su círculo personal, sino que termina aplicando toda la parafernalia amarillista a su caso particular. No sólo no fue un evento aislado, sino que ha sido personalmente escogido por los extraterrestres debido a su mente superior capaz de procesar un mensaje sobre el futuro de la humanidad. No todo el mundo está preparado.








FASE 3 – El Grupo
La experiencia con otro testigo invitado consigue ampliar el radio de acción de la experiencia extraterrestre. Ahora que la evidencia es compartida, todo está más claro que nunca y ha sucedido algo extraordinario: de un solo testigo se ha pasado a formar un grupo de contactados. Se ignoran detalles de la historia fundamentales y que podrían poner un punto de cordura en la historia, a saber: el misterioso detalle de que los extraterrestres hablasen en castellano o la posibilidad de que todo haya sido un malentendido. No hay ánimo de lógica, ya que el suceso es extraordinariamente positivo para el ego de los protagonistas y eso les gusta.







FASE 4 – El Mensaje
De un simple avistamiento sin explicar, pero no por ello carente de una lógica oscura para dos mentes tan cortitas, el mensaje ha pasado a ser de perfil apocalíptico. La humanidad tiene las horas contadas, y la noticia ha de ser conocida de boca de los profetas.





FASE 5 - Mesías
A pesar de lo claro que está el asunto para él, el contactado principal continúa alimentando su fe con la literatura relacionada disponible. Trata de buscar una justificación a sus delirios. Entra en juego todo aquello susceptible de ser interpretado como a uno le venga en gana, como las profecías de Nostradamus, especialmente si apoyan directamente las tesis del protagonista. También la historia sirve de bálsamo curativo ante la incomprensión de la que es víctima el líder del grupo.







FASE 6 - Frikie
Entran en acción los medios de comunicación amarillistas. El contactado se convierte en un “Frikie”. Todos se ríen de él, pero apenas se da cuenta. El nuevo frikie se complace incluso en dar lecciones de ciencia: “el universo no tiene canto”, algo habitual en este tipo de obtusas mentes.





FASE 7 - Final
Después de llevar el asunto hasta el máximo nivel de ridículo, el caso se cierra con una explicación de lo más grotesca. Los contactados, no obstante, se muestran un poco reacios a aceptar la evidencia.






COMENTARIOS
Recordemos que las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias, y ni siquiera en este caso tan evidente para Fructuoso Martínez, éstas eran suficientes: un avistamiento en toda regla, con seres interactivos que dejan un mensaje clarísimo sobre “cuando se acaba TODO”.

Las explicaciones reales pueden ser inconcebibles para cualquier mente por avezada que ésta sea. El “yo se lo que vi” deja de ser válido, todo puede derrumbarse en los apenas 20 segundos que dura un anuncio publicitario de galletas. El único recurso que queda es el de la investigación; sin ella nos encontramos con casos como el del cosmonauta ruso y otros cientos de historias que si fuesen objeto de investigación seria contarían con una explicación quizá absurda pero que sin duda las explicarían. Si la investigación, por otra parte, existe tiene el mismo grado de seriedad que las de JJ Benítez, no tenemos más que una segunda visita al campo como la de Fructuoso Martínez, que lejos de aportar soluciones lo que proporciona son más líos e incertidumbres. Un caso similar es el del ovni de Los Villares, ya comentado en este blog.

En este caso en concreto, el anuncio no formaba parte de una campaña de intoxicación gubernamental para tapar la evidencia del aterrizaje de tres extraterrestres. Aunque habría quien lo vería así si no tuviese ante sus ojos el trozo de vídeo que falta donde se ven escenas del rodaje en las cuales los tres enanos alienígenas le comentan al director que dos idiotas les habían preguntado que “cuando se acababa TODO”, siendo “TODO” el “RODAJE” del spot y no el fin de la humanidad. No lo subo para no abusar de Youtube.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Menuda soplapollez de blog pretencioso e insustancial te estas trabajando amigo mio.
Te felicito sin reparos, no por el contenido de esta pantomima fruto de un irrefrenable ejercico de autoconvencimiento, si no por haber conseguido arrancar algunos comentarios aprobatorios(de otros tantos lerdos integrales como tu) a tus tristes fabulaciones. Una prueba más en definitiva que viene a demostrar que hasta el más inutil tiene su lugar en esta sociedad de borregos descerebrados que hemos creado.

Algun dia la realidad del fenomeno ovni te alcanzara y te dara un buen revolcon. A todos los listillos como tu les ocurre. Es cuestion de darle tiempo al tiempo.

Termino no sin antes rogarte fervientemente que de aqui en adelante hagas el favor de mostrar un minimo de respeto por estos temas que tan holgadamente escapan a tu compresión.

5:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Parafraseando a Anonimo...no merece la pena gastar tiempo comentandole nada de lo que comenta, pues ya ha intentado lesionar claramente la grata memoria de William Milton Cooper con una sarta de informaciones incompletas, presumiendo de ser un sabio sin serlo, osea otro pseudopsabio mas que trabaja gratis y voluntariamente y que tanto gusta al sistema de mentiras que tanto sabe adocenar y adocena a la masa aborregada..

1:11 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home