jueves, noviembre 10, 2005

Combatiendo las egiptopatrañas (III de V)

Algunos estipulan que Egipto fue gobernado primero por dioses, luego semidioses y finalmente por los hombres. Para ello se basan en escritos como los de Manetón, similar en cuanto a trascendencia al Beroso babilónico, y que cuenta una historia cuyos cimientos son similares. Los dioses han sido vistos como extraterrestres o atlantes, los semidioses como híbridos humanos-alienígenas y los hombres, “de después del diluvio”, como los faraones conocidos. Pero es el mismo Manetón el que nos dice que fue un tal Sufis, que reinó durante 63 años, el que levantó la Gran Pirámide “que Heródoto dice que fue construida por Keops”. Heródoto, que habló de oídas sobre Egipto, no tiene demasiado crédito y ha sido usado por los sensacionalistas para desacreditar la autoría de Keops. Pero ya es grave que Manetón, en su lista que se perdió y de la cual sólo nos ha llegado cierta información gracias a las citas a él insertas en otras obras como las de Eusebio y Julio Africano, sitúe el siguiente orden alrededor de Sufis (el constructor de la Gran Pirámide):

Soris - 29 años
Sufis I – 63 años
Sufis II – 66 años
Menkeres – 63 años

Dados los nombres de los demás de la lista y su orden, Menkheres es evidentemente Menkaure (Micerinos). Antes de él, Sufis II (Kefrén). Y antes de éste, a su vez, Sufis I. Con lo que el Sufis constructor de la pirámide "que Heródoto dice que fue construida por Keops", es ¡¡el mismo Keops!!. Y Soris, Snefru, su padre, autor de la Pirámide Roja, y al menos otras dos inacabadas. Hablare de él después.

Lo curioso de todo esto es que a Manetón se le cita para lo que interesa, pero se obvia cuando da datos relevantes.

Para rebatir otras falsas teorías hay que entrar en un campo más técnico. ¿Pudo el hombre aunar esfuerzos suficientes como para construir algo tan impresionantes como las pirámides?. O ¿por qué las primeras pirámides fueron grandes y solemnes y luego se registró un alarmante descenso en la tecnología empleada, así como en el tamaño de las mismas?. ¿Es que intentaban tan sólo copiar lo que ya existía miles de años antes?.

LA PIRÁMIDE DE SNOFRU
La que vemos en la imagen es la Pirámide Roja de Snefru, padre de Keops. Construyó al menos 3; la primera la dejó inacabada, en la segunda el ángulo tuvo que ser modificado y no se fiaba de que se derrumbase, y en la tercera, ésta, puso todo su empeño para que saliese bien. ecordemos que Snefru o Sneferu fue el padre de Keops. Esta Pirámide roja tiene unas dimensiones que se acercan mucho a las de su hijo: 220m x 104m, siendo la de Keops 230m x 146m. Junto a ella se encuentran los restos de las instalaciones donde se labraba y cortaba la roca (imagen adjunta). En ella se han encontrado todo tipo de herramientas, desde cinceles de cobre a martillos de madera, pasando por fragmentos de granito que se usaban para el pulido. Algunas rocas de gran tamaño conservan inscripciones que revelan datos relevantes sobre la Pirámide Roja.

En ésta se dice algo así como “en el tercer mes de la estación de las inundaciones…”, lo que demuestra que se trabajaba en ella durante todo el año. En otra se habla del “año 14 del reinado” de Snefru. Reuniendo la información de los bloques hoy sabemos que se tardó 17 años en construir la Pirámide Roja. Al parecer había unas 25.000 personas trabajando en ello; en las canteras, en el transporte, en las instalaciones de cortado y preparado, en las rampas que se usaban para subir los bloques, y otros dedicados a la alimentación del personal.


Igualmente, hay una ciudad aún no excavada aquí, en la imagen que se acompaña. Lugar en el cual residía gente muy especial, como nobles y familiares del rey, que tenían como misión toda la parafernalia religiosa como ofrendas, ruegos a los dioses, etc…

Ya la cámara funeraria de Zoser, de la III Dinastía, estaba decorada a imagen y semejanza de su palacio real, con objeto de que su Ka (espíritu) se encontrase en la otra vida como en su palacio real, corte incluida.

Con lo que es evidente que era su autor, y el destinatario final de la misma. Ello nos obliga a aceptar dos cosas: una que eran tumbas, algo que tocaremos después más en profundidad, y otras que el hombre sí tenía capacidad suficiente para construir grandes pirámides.

Pero hay más pruebas de que las pirámides no son obra de ninguna civilización con tecnología de ensueño, tipo atlante. En la de Keops, algunas cámaras de descarga (situadas sobre la cámara funeraria) realizadas en granito se terminaron desquebrajando durante la construcción. Es por ello que Kefrén situó ésta en su pirámide justo a ras de suelo. No quería que su momia fuese aplastada. Por otra parte, en la de Keops encontramos varios tipos de construcción que evidencian que cambiaron de planes conforme avanzaban. Se usaron vigas de granito y bóvedas en saledizo.

Para el transporte de las piedras (también se tocará más en profundidad en adelante), hay algunas consideraciones más. Con respecto al templo de Karnak se narra la historia del intento de transporte de casi 100 toneladas por medio de 70 hombres. Habían mojado el suelo con limo del Nilo y algunos aceites. Los hombres terminaban cayendo al suelo porque resbalaban. Y al final se llegó a una conclusión de que cada hombre podía arrastrar él sólo 1 tonelada por ese suelo.

Kefrén corrigió algunos defectos de Keops. Ello nos demuestra que hubo una linealidad y un proceso de aprendizaje-error. Micerinos, por su parte, optó por algo más modesto para evitar ciertos problemas.

Al caer la IV Dinastía y empezar la V, vemos que las pirámides son del tipo Micerinos, es decir, menor tamaño. A cambio, se construyen muchos templos. No hay retroceso pues, sino una mejor gestión de los recursos. ¿Qué sería de Egipto sin sus templos?.

LAS TUMBAS
Hay muchas pruebas de que las pirámides sí eran tumbas reales. Muchos se han empeñado en repetir a sol y sombra, que no se ha encontrado ni una sola prueba y que es extraño que las momias no estuviesen en su interior. Es totalmente FALSO. Veamos algunas de las evidencias.

-Famosos Textos de las Pirámides, grabados en las paredes de las pirámides de reyes y reinas entre la V y la VIII dinastías. En ellos se dice que éstas son tumbas. Los más antiguos son los de Unis, último faraón de la V Dinastía.. También se dice lo mismo en las pirámides de Teti, Meryra-Pepy (Pepi I), Merenra-Antyemsaf (Merenra), Neferkara-Pepy (Pepi II) y Kakara Ibi (Aba). Algunos de los pasajes son repeticiones de los que aparecían en estelas y mastabas de las dinastías I y II.

-Obreros del califa Al-Mamun (820-827 dC). Abren un sarcófago en la Gran Pirámide. Encuentran lo que describieron como “un cadáver con armadura dorada, decorada con toda clase de piedras preciosas”. ¿La momia de Keops?. Quizá no sea más que una leyenda, pero si no lo es, ahí está Keops y la demostración de que las pirámides eran tumbas. Y si no lo eran, ¿por qué dar crédito a otras leyendas que nos hablan de un saber milenario, de antes del diluvio, etc…?. Es como el asunto de Manetón; se los usa a conveniencia. En cualquier caso los saqueadores hicieron un destructivo trabajo.

-1881, se encuentra la momia real más completa, la de Menrera, hijo y sucesor de Pepi I. Se conserva en el Museo de El Cairo, número de referencia 5250.

-Finales del siglo XIX, Jacques de Morgan. En la Pirámide Negra encuentra la momia de Hor I, de la XIII Dinastía.

-1945, encuentran parte de la momia del rey Isesi, de la V Dinastía, es decir, una después de la de Keops. Estaba desperdigada por la cámara funeraria de su propia pirámide. Las vísceras, debidamente resguardadas en los vasos correspondientes.

-1970, Jean-Phillippe Lauer, cámara funeraria de Pepi I, de la VI Dinastía. Antes se habló de la de su hijo Menrera. Un cofre de granito contiene las vísceras del rey. ¿Para qué entonces era la cámara funeraria?.

Además se han encontrado las de: Zoser (Dinastía III, antes de Keops), Snefru y Micerinos. En resumen, momias desde la III a la VI Dinastía, y de la XI y la XIII. Las otras ya aparecerán , si tenemos suerte.

La momia de Micerinos, o mejor dicho parte de ella, la encontró el famoso Howard Vyse. Su sarcófago se perdió en el naufragio de su transporte, pero la momia en sí se conserva en el British Museum. En Qasr el-Aini (El Cairo) están por su parte las de Zoser y Snefru.

Ahora pasaremos a desmitificar todo lo rebuznado por aquellos que creen imposible el transporte de todas las piedras necesarias para una pirámide como la de Keops.

EL TRANSPORTE DE LAS PIEDRAS
En la tumba del príncipe Dyehutihotep (XI Dinastía), aparece representado el transporte de una estatua de calcita de 6,8 metros de altura, de peso aproximado 60 toneladas, en un trayecto de 50 km por sólo 172 hombres.

De otros textos se desprende que 4500 hombres podían transportar 80 bloques gigantescos durante 90 km en 14 días (2 semanas).

Igualmente, 2000 hombres con 10 estatuas de 2,5 metros de altura, peso aproximado 200 toneladas el conjunto; mismo recorrido.

Trazando una media (sólo válida para cálculos), digamos que en 2 semanas 10.000 personas podían formar 10000/172= 58 grupos de 172 personas capaces de transportar 60 toneladas X 58 grupos = 3.500 toneladas cada más o menos 7 días (si para 90 km=14 días, para 50…), es decir, 3.500 x 4 semanas = 14.000 toneladas cada 28 días = 14.000 toneladas por mes.

Desarrollando más ese cálculo, en un año se podían transportar 14.000 toneladas X 12 meses = 168.000 toneladas. Y en 25 años (17 se tardó en la de Snefru, la Roja), 168.000 x 25 = 4.200.000 toneladas.

Teniendo en cuenta que el peso medio de un bloque de la pirámide es de 2,5 toneladas, tenemos en conjunto 1.680.000 bloques. Hay evidencias en estelas del uso de barcos, animales e incluso de la construcción de nuevos canales para traerlas de las canteras.

Sin embargo, la Gran Pirámide tiene aproximadamente 2,5 millones de bloques. Parece que nos quedamos cortos… o no. La explicación es sencilla. La mayoría de los bloques fueron extraídos de la msma meseta de Guiza. Es decir, que de 7 días de transporte, nada de nada. Como mucho un par de horas. Esta capacidad responde a todas las dudas que puedan plantearse sobre el anterior sistema propuesto. El transporte por mano humana es posible.

Otra incógnita más es la relacionada con el tipo de taladros usados por los egipcios.

LOS TALADROS EGIPCIOS
Extracto de la web http://www.egiptomania.com/, muy recomendable por el excelente trabajo realizado. Encontré mucha información, usada a lo largo de este documento, y bien ilustrada con imágenes y fotografías. Visítela.

“La herramienta (taladro) era tan común y utilizada desde las primeras dinastías que hasta palabras como arte (hemet), artesanía, artesanos y muchas otras, estaban constituidas por el signo de la barrena (berbiquí o taladro). Algunas de estas formas están representadas en la escritura jeroglífica […] aunque también los había, por ejemplo, para agujerear cuentas de un collar de perlas, para hacer fuego e incluso vasos de piedra u otras aplicaciones. Con pequeños taladros se utilizaban una especie de arcos para hacerlos girar a gran velocidad de forma cómoda.

Los taladros de cobre eran impregnados del agente abrasivo cuando estaban al rojo y tanto este como la forma y tamaño finales, dependían del destino que se les diera. Para taladrar también se mojaban en aceites o grasas, lo cual facilitaba enormemente el trabajo.

¿Cómo puede penetrar el taladro tan rápido en una roca tan dura, a veces hasta 2 mm por vuelta ? . La respuesta es simple, no es cierto que penetraran hasta 2 mm por vuelta: en las micrografías se muestra que las marcas no son totalmente paralelas, que empiezan y terminan de forma aleatoria, etc., es decir, que el tamaño de los surcos depende sólo del tamaño de grano del abrasivo (normalmente polvo de cuarcita) y cuando unos se rompían o desgastaban, entraban en acción otros (de ahí que los surcos tengan principio y fin, sean desiguales en tamaño y no sean realmente paralelos siempre). Lo que las penetraba era esencialmente el cuarzo contenido en cualquiera de las rocas trituradas empleadas como abrasivo, que es bastante duro pero no tanto como para no desgastarse mucho antes de lo que lo haría el diamante. También se demostró en los ensayos que esas marcas aumentan cuando se usan aceites o grasas a la vez, es decir, los taladros se lubricaban también. Sin lubricación las marcas son mucho más pequeñas, por tanto, más rozamiento trituraba el abrasivo y el agujero quedaba muy suave pero destruía más rápidamente el taladro.

La propia roca también dejaba marcas en el taladro con el uso y de ahí los surcos que tiene el que se encuentra en el Museo Petrie. Por todo esto, la vida de un taladro era limitada y seguramente se volvería a fundir para usar el cobre en otras cosas, éste es el motivo de que apenas tengamos restos pero sí infinidad de representaciones.

La propia roca también dejaba marcas en el taladro con el uso y de ahí los surcos que tiene el que se encuentra en el Museo Petrie. Por todo esto, la vida de un taladro era limitada y seguramente se volvería a fundir para usar el cobre en otras cosas, éste es el motivo de que apenas tengamos restos pero sí infinidad de representaciones.

Como primera conclusión, hay que entender que: "rocas duras como granito, diorita o esquisto" no son tan duras como algunos desinformados "investigadores" suelen decir. Pero claro, la verdad es lo último que interesa a ese tipo de personas, pues vende más escribir sobre "tecnologías muy desarrolladas" para poder trabajar rocas "tan duras" (según ellos).

Rocas del tipo diorita-granodiorita-granito, junto con calizas como el mármol y otras, han sido elegidas desde la antigüedad para la realización de esculturas, por su belleza y por su facilidad para "saltar en pedazos". La fragilidad de estas rocas puede ser una ventaja para un buen artista, que con maestría las modela sin que se desmoronen y un cincel de cobre es una herramienta perfectamente útil para este fin. El cincel tiene como misión principal el comunicar el impacto a la roca, que producido en el lugar oportuno (sólo con las vibraciones no controladas se podría destruir por completo la roca más dura), hace que se desprendan los trozos que el escultor desea eliminar. Poco importa que el cincel sea más blando, es hasta necesario si se quiere alisar una superficie eliminando los salientes con cuidado y sin rayarla. Aunque éste fuera de hierro seguiría siendo más blando que muchas rocas; su misión no es penetrarlas y es más, lo necesario es un material que aguante bien los impactos y los comunique lo mejor posible, de lo contrario el que saltaría en pedazos sería el cincel. Es decir, un cincel hecho íntegramente de diamante, sería totalmente inútil para este fin.

En resumen: lo sorprendente no es que los cinceles fueran de cobre (en las primeras dinastías, más tarde bronce e hierro), lo realmente sorprendente sería que no lo fueran”

Y más:

“La diorita no está un punto de dureza por debajo del diamante, ni siquiera en la anticuada escala de Mohs. Por otra parte, ¿de qué "diorita" estamos hablando?: por ejemplo las leucodioritas, contienen menos de un 10% de cuarzo, a pesar de guardar gran parecido con las tonalitas y granodioritas. Es decir, existen dioritas relativamente blandas y otras más duras y ricas en cuarzo. Al igual que los granitos, son rocas rocas volcánicas (magmáticas) y guardan parecido con estos, encontrándose siempre su dureza por debajo del siete en la escala de Mohs (recordemos que en esta escala el siete es el cuarzo).Sí es cierto que algunas dioritas, por su estructura y composición, tienen gran dureza, pero de ahí a ponerlas tan cerca de la del diamante natural (hay diamantes artificiales más duros que el natural), hay un abismo... más que un abismo lo que hay es un burdo engaño.

Actualmente se manejan distintas escalas de dureza y cada una tiene su propio ensayo y definición (las de Brinell, Knoop y sobretodo las de Vicker y Rockwell), pero la más famosa es precisamente la peor y la que encima suele tratarse como única: la escala de Mohs compara 10 minerales de dureza creciente; pone al talco en el 1 y al diamante en el 10, dando la falsa impresión de que éste es sólo diez veces más duro que el talco, cuando en realidad lo sería más de 36 veces (y más, dependiendo del tipo de diamante) si tomamos el "punto" como la diferencia en dureza entre talco y yeso (1 y 2 en la escala de Mohs). La escala de Mohs fue modificada por Woodell, para corregir este engaño al que se nos puede inducir y que muchos aprovechan para crear "misterios" donde no los hay. Según la escala modificada de Mohs, los granitos y dioritas son 6 veces más blandos que el diamante, es decir, están aproximadamente de 30 a 40 puntos por debajo del mismo en esta escala, que además no son "puntos" equiparables a los de las otras ya mencionadas”

El trabajo de http://www.egiptomania.com/ lo deja bastante claro.

VUELTA A GIZEH
Los trabajos de investigación del prestigioso egiptólogo Zahi Hawass han demostrado la existencia de la ciudad de los constructores de las pirámides de Gizeh, es decir la de Keops, Kefrén y Micerinos.

El Dr. Mark Lehner, del Instituto Oriental de Chicago, excavó las panaderías que sirvieron para alimentar a los obreros. Hawass, por su parte, hizo lo propio con los cementerios. Eran reclutados por la administración. Por las inscripciones insertas el las cámaras de descarga de la Gran Pirámide, por ejemplo, sabemos ya que se distribuyeron en dos equipos. Cada uno de ellos, a su vez, constaba de cinco grupos cada uno. En total había unos 30.000 trabajadores en las épocas de máximos, que era cuando se reclutaba al personal de entre los “parados” debido a la estación de las inundaciones del Nilo, es decir, en Septiembre. Hay hornos de pan, talleres de sandalias, cerámicas, tejidos, etc… También un más que significativo jeroglífico nos habla de un cargo denominado Inspector de la Cara Oeste de la Pirámide. Igualmente hay una estatua que representa al Inspector de Construcción de Tumbas, e incluso datos sobre el hombre que la esculpió.

En el cementerio se puso de relieve el desgaste sufrido por los trabajadores, con cerca de un millar de esqueletos estudiados. Huesos y costillas rotas, amputaciones, deformaciones de la columna vertebral, etc… eran el pan de cada día. Uno de los esqueletos había sufrido la amputación de un pie, pero sobrevivió otros 14 años. Entre 30 y 35 era la edad media de vida. Salían al amanecer y volvían al atardecer; incluían en su dieta el pez gato y el pez synodontis, presentes en el Nilo. Asimismo hay restos de ovejas y cabras, y de cereales como el trigo, el centeno y la cebada, así como almacenes para éstos, para vino, aceite y cerveza. Igualmente, otros destinados a racionar los alimentos que eran pan, pescado, carne, hortalizas, etc…, distribuirlos entre los trabajadores.

También había talleres de herramientas, como martillos. Instalaciones de producción de tintes ocre y rojo, los mismos usados en el interior de la Gran Pirámide para escribir el nombre de Jufu, entre otras cosas, y que fueron encontrados por Vyse.

Es la prueba fehaciente de que las pirámides son obra humana, y además, con mucho esfuerzo y organización.

MÁS PRUEBAS
Son infinidad las pruebas que demuestran la autoría humana de las pirámides. Existen multitud de representaciones donde se ve el trabajo de la piedra por parte de los egipcios, con monumentales bloques comparables a los del complejo de Gizeh.

Cuando Zoser construyó su pirámide escalonada en Sakkara fue consciente de una realidad insalvable. La cantera de piedra caliza, abundante en todo Egipto, no permitían la extracción de grandes bloques.


En la imagen adjunta observamos las líneas de extracción, que denotan el tamaño de los bloques. Keops, sin embargo, pronto fue consciente de que no podía construir su espléndida pirámide con pequeños bloques de piedra como los de las pirámides precedentes. Por ello, tuvo que desplazarse a otro lugar, y el elegido fue Giza. Tampoco el espacio disponible en Sakkara habría permitido la construcción de un gran monumento, por lo que el transporte de bloques desde Giza a Sakkara fue también descartado.



En esta otra imagen apreciamos una cantera de Giza, donde existía la posibilidad de extraer bloques de tamaño muy superior. Se pueden apreciar bloques de considerables dimensiones que quedaron por extraer. De aquí surgió la mayor parte de la materia prima que permitió tan colosal conjunto en Giza. Estas fotografías son siempre obviadas por los cantamañanas de turno de la egiptología y la piramidología.

Existe una interesante y más que probable teoría que afirma que las pirámides de Giza, Sakkara y Abu Sir tenían como elemento en común su alineación con el templo solar de Heliópolis. Tanto Kafre (Kefrén) como Menkaure (Micerinos) incorporaron a su nombre el culto a Re (Ra). Heliópolis era la sede central de adoración al dios sol (éste era el “ojo de Ra”).

La denominada “Roca de la Ciudadala” se interponía en la línea de visión entre Abu Sir y el templo solar de Heliópolis. No así sucedía con Giza y Abu Roash, que tenían visión directa del mismo. Por ello, en Abu Sir se habría construido otro templo solar.

Así, el mismísimo Jufu (Keops) disponía en su pirámide de un Barco Solar, signo milenario de la cultura egipcia. El sol, como ojo de Ra, ascendía por la bóveda celeste cada día y cruzaba el inframundo por la noche a bordo de uno de ellos.

En la imagen adjunta, el barco solar de Keops, encontrado en su pirámide, y que tuvo que ser reconstruido. La madera procedía del Líbano, y era de cedro. Esta materia prima fue muy apreciada por todas las culturas de Oriente Medio y África a lo largo de la historia, desde sumerios a acadios, babilonios, egipcios, etc… Esa un signo de calidad y distinción. Era “la crema” de las maderas.

7 Comments:

Anonymous Diderot said...

Muy buen trabajo, aunque, si me permites la crítica, en ocasiones se echa demnos que cites algunas fuentes en vez de limitarte a decir "algunos textos", imagino que será una cuestión de tiempo o de ganas totalmente legítima. Por cierto, cuando explicas lo del traslado de los bloques se me han puesto los pelos de punta. No sé por qué la gente busca misterios con lo maravillosa que puede ser la capacidad humana...

1:55 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

JAMAS HE LEIDO MAYOR NUMERO DE FALSEDADES Y ERRORES RESPECTO A ESTE TEMA, EN TAN CORTO ESPACIO.O EL AUTOR NO HA ESTADO JAMAS EN EGIPTO O ESTO LO HA ESCRITO DESPUES DE UNA NOCHE DE PESADILLAS.

3:29 p. m.  
Anonymous piramidologo said...

Supongamos que se han encontrado momias reales en el interior de las piramides. Eso...¿LE CONFIERE RANGO DE TUMBA?. En ese caso.....¡todas las catedrales cristianas dejarian de ser templos sagrados y dedicados a Dios `para convertirse en tumbas, único sentido, al parecer, de ellas ¿no?.
Sencillamente erróneo e inadmisible

3:34 p. m.  
Anonymous Investigador egipcio said...

Espero que no todo lo descubierto, relatado y certificado por el coronel Veisse, sea tan falso como los cartuchos de las 2ª, 3ª, 4ª y 5ª camaras de descarga con el nombre de Keops. Que casualidad que en la 1ª cámara descubierta años antes por Davisson, no aparezca ningún cartucho con ningun nombre. Ademas, los que apafrecen en las camaras descubiertas por Veisse, estan escritos en hieratico y, casualidades de la vida, contienen la misma falta ortografica que cometio Davisson con el nombre de Keops, en uno de sus escritos.
Todo esto sin contar las declaraciones del jefe de obras de Veisse en las que afirma que el coronel le ordeno escribir esos cartuchos y que, por n egarse a semejante fraude, fue despedido.
Estos datos deberia saberlo el autor de este reportaje lleno de errores.

3:44 p. m.  
Anonymous eva said...

Me parece un gran trabajo y estoy deacuerdo contigo, las piramides no son más que tumbas realizadas por el hombre, y por cierto, yo he estado en Egipto y tengo claro que solo son grandes maravillas CREADAS POR EL HOMBRE, me parece estupido pensar lo contrario, y lo que me parece realmente increible que alguien sea capaz de comparar dos culturas completamente diferentes como la Egipcia y la catolica, que leches tiene que ver las piramides con las iglesias, ademas para informacion de quien escribio esa comparativa, la iglesia sería un templo y aqui no se dice que las piramides sean templos sino TUMBAS solo tumbas, creo que hay diferencia en decir templo a decir tumba. Como he dicho al principio estoy de acuerdo contigo y es un gran trabajo.

3:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Vaya, yo tengo una fábrica de mármol y me gasté en su día un huevo en el taladro, (de la sierra ni te digo). Que estúpido fui, si hubiera leído toda la basura que pones aquí, me hubiera ahorrado un pastón, con un par de piedras y palos se hace el trabajo mucho mejor.
¿porque los teóricos no os dedicáis a hablar de cosas que entendáis o que hayáis probado en la práctica?
Bueno, es evidente, porque entonces no hablaríais de nada.

Saludos desde Macael.

-Jacinto-

6:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Para el que tiene la fábrica de marmol: No olvides el tiempo y mano de obra del que disponian los egipcios, con la técnica del taladro de cobre y abrasivos se consigue lo mismo que con un taladro moderno con la diferencia de las horas hombre empleadas (que eran cientos o miles)

6:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home